Ciclo de vida del cartón

/ / Noticias

¿Alguna vez te has preguntado cómo se hace el cartón? ¿Cómo se recicla? Aquí te explicaremos brevemente el ciclo de vida del cartón.

Materia prima: Esta proviene de árboles han sido talados. El papel y el cartón pueden también ser producidos a partir de otros materiales celulósicos, como bambú, bagazo de caña de azúcar, trapos, y papel y cartón recuperado. Para medir la huella de carbono, hay que tener en cuenta todo el ciclo y agentes involucrados en el proceso, como el transporte de la madera al aserradero, el cual utiliza energía no renovable, como el petróleo.

Fabricación: La madera, a través de procesos mecánicos y químicos, se convierte primero en pulpa celulósica y después en papel o cartón.

Estos procesos requieren el uso de energía eléctrica, de productos químicos y de agua. Algunas plantas de fabricación de cartón y papel convierten los desperdicios de madera en energía eléctrica, con la cual operan sus procesos. Lastimosamente, en este proceso la contaminación de las aguas residuales puede ser un grave problema, sin embargo, muchas plantas han dejado de usar estos procesos de blanqueado con cloro, con lo cual se ha logrado reducir la contaminación del agua.

Embalaje y distribución: El papel y el cartón son ligeros, lo cual resulta en bajos consumos de energía y en reducción de emisiones de gases contaminantes, por unidad de peso de envase, durante el transporte del producto.

Uso: El uso del cartón es muy diverso, más allá del común de empaque y almacenamiento, hemos mencionado en anteriores entradas de nuestro blog otros usos que le puedes dar, cómo hacer manualidades, obras de arte e inclusive muebles. 

Fin de la vida productiva: Una vez han cumplido su primer uso (Empaque y almacenamiento) el cartón y el papel pueden ser reciclados y usados en repetidas ocasiones.

Los residuos de papel periódico, de cartón corrugado, de papel de oficina (como el de impresora de ordenador, de copiadora, etc.), los papeles mixtos, se recuperan para ser reciclados. El reciclaje de estos materiales contribuye a disminuir la cantidad de desechos que acaban su vida en un tiradero o relleno sanitario.

Como dato curioso, cada vez que se recicla una tonelada de periódicos viejos, se evita tener que talar una hectárea de bosque.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *